Accés al contingut Accés al menú de la secció
Inicio  > Actualidad  > Arcadi Oliveres, Premio ICIP ...
 
Jueves, 21 de septiembre de 2017

Arcadi Oliveres, Premio ICIP Constructores de Paz 2017

El galardón reconoce su incansable activismo y compromiso con la promoción de la paz, los derechos humanos, la justicia social y el desarme.


Arcadi Oliveres

La Junta de Gobierno del ICIP (Instituto Catalán Internacional para la Paz) ha decidido otorgar el Premio ICIP Constructores de Paz 2017 a Arcadi Oliveres por su incansable dedicación y compromiso con la promoción de la paz, la justicia social, los derechos humanos y el desarme, desde una perspectiva universal.

Vinculado desde joven al movimiento scout, al movimiento cristiano Pax Christi y al instituto Victor Seix de Polemologia, recibió las primeras influencias del pensamiento pacifista por parte de Frederic Roda y Joan Botam. En la época de la dictadura franquista, su compromiso con la democracia lo llevó a integrarse en la Assemblea de Catalunya, desde donde promovió la “Marxa de la Llibertat”, en 1976, para reclamar “Libertad, Amnistía y Estatuto de Autonomía”.

El año 1982, se une a Justícia i Pau, entidad que acabará presidiendo y desde la cual impulsa la primera campaña del 0,7% de ayuda para el desarrollo de los países del Tercer Mundo. A lo largo de su trayectoria, su decidido activismo lo ha llevado a participar en las campañas del movimiento anti OTAN, contra el comercio de armas, por la objeción de conciencia al servicio militar obligatorio y la objeción fiscal, contra la deuda externa de los países empobrecidos y contra las guerras. En su vertiente dedicada a la justicia global, también ha sido un firme defensor de la regularización de inmigrantes, ha sido vinculado al movimiento antiglobalizador y a las protestas del 15M en Catalunya.

Arcadi Oliveres se ha convertido en un personaje influyente y un referente para la formación de los jóvenes gracias a su gran calidad de orador y de comunicador, que ha demostrado en innumerables charlas y conferencias divulgativas por todo el territorio.

Premio ICIP Constructores de Paz

El Instituto Catalán Internacional para la Paz convoca anualmente, desde el año 2011, el Premio ICIP Constructores de Paz con la finalidad de galardonar y reconocer públicamente a personas, entidades o instituciones que han trabajado y han contribuido de manera destacada y dilatada en el fomento y la construcción de la paz.

El Premio ICIP Constructores de Paz lo concede la Junta de Gobierno del ICIP y consiste en un reconocimiento público, una escultura creada por el Premio Nobel de la Paz, artista y activista Adolfo Pérez Esquivel, llamada Puerta del Sol, y una dotación económica de 4.000 euros.

La entrega del galardón tiene lugar anualmente en una ceremonia institucional en el Parlament de Catalunya.

Anteriores galardonados

El Premio ICIP Constructores de Paz ha llegado este año en la séptima edición. La primera edición del premio, correspondiente al año 2011, reconoció la lucha de objetores e insumisos, simbolizados Pepe Beunza, primer objetor de conciencia al servicio militar obligatorio por razones ideológicas del Estado español.

El año 2012, el Premio ICIP fue concedido a cinco Madres de Soacha por su trabajo en favor de la paz y los derechos humanos en Colombia. Con este premio, el ICIP quiso reconocer el coraje y la perseverancia del grupo de madres colombianas en la búsqueda de verdad, justicia y reparación por la muerte de sus hijos en manos de las fuerzas de seguridad del Estado y por otros casos de ejecuciones extrajudiciales conocidos como falsos positivos.

El año 2013, el ICIP galardonó al exgeneral nacido en Belgrado Jovan Divjak, por su coraje en la defensa de Sarajevo durante la Guerra de los Balcanes y su trabajo en favor de las víctimas del conflicto.

El año 2014, el Premio ICIP Constructores de Paz recayó en la Women's International League for Peace and Freedom (Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad, WILPF), por su trayectoria centenaria en el trabajo de mujeres para la paz y el desarme.

Un año más tarde, el 2015, el reconocimiento fue para el padre capuchino Joan Botam, impulsor de numerosas iniciativas vinculadas a la paz y al ecumenismo y un claro defensor de la religión como fuente de paz y diálogo.

Finalmente, el año 2016, el Premio ICIP Constructores de Paz recayó en la organización no gubernamental Brigadas Internacionales de Paz (PBI) por su tarea de protección de los defensores de los derechos humanos que trabajan en áreas de represión y conflicto.

Anteriormente, en octubre del 2011, el ICIP concedió una edición extraordinaria del galardón al Parlament de Catalunya al representar la continuidad y el legado de las instituciones “Pau i Treva” y el “Consolat del Mar”.