Accés al contingut Accés al menú de la secció
Inicio  > Actualidad  > Cauce Ciudadano, Premio ICIP ...
 
Jueves, 20 de septiembre de 2018

Cauce Ciudadano, Premio ICIP Constructores de Paz 2018

El premio valora el trabajo de la entidad mexicana en la prevención y creación de oportunidades para jóvenes en contextos muy marcados por la violencia.


Cauce Ciudadano

Coincidiendo con el Día Internacional de la Paz, en que se conmemora el 21 de septiembre, el nstituto Catalán Internacional para la Paz hace público el Premio ICIP Constructores de Paz, que este año llega a su octava edición. En esta ocasión, después de valorar las diferentes candidaturas presentadas, la Junta de Gobierno del ICIP ha decidido otorgar el Premio ICIP Constructores de Paz 2018 a la organización mexicana Cauce Ciudadano "por su trabajao de prevención de la violencia y de construcción de alternativas pacíficas para jóvenes en contextos muy marcados por la criminalidad y, especialmente, el narcotráfico".

Cauce Ciudadano es una entidad fundada el año 2000 por jóvenes que habían formado parte de bandas (los llamados pandilleros) con el objetivo de ofrecer, precisamente, atención integral y oportunidades a otros adolescentes que viven y/o generan la violencia, en entornos marcados por la exclusión social y con fuerte presencia del narcotráfico y los grupos criminales. La organización se centra en el trabajo socioeducativo y sociocomunitario en centros escolares, espacios públicos, centros de internamiento juvenil y centros penitenciarios, con el objetivo de formar a jóvenes como agentes de cambio social. Desde su creación la organización ha atendido a 230.000 personas y, en un país, México, marcado por la guerra contra la droga, Cauce Ciudadano ha diseñado un modelo de prevención de la violencia desde una perspectiva de derechos humanos, con el acento en la promoción de la salud, la atención al daño causado y la rehabilitación.

>Uno de sus proyectos punteros es "Red Retoño", que agrupa familiares de víctimas de desapariciones, colectivos y organizaciones de la sociedad civil para llevar a cabo acciones enfocadas a desarrollar una estrategia integral para la construcción de la paz. Desde 2015, estas acciones han permitido, por ejemplo, que 85 familiares de víctimas de desaparición tuvieran acompañamiento jurídico para hacer el seguimiento de sus casos. Como parte de este proyecto se han hecho intervenciones sociocomunitarias dirigidas a un millar de niños y jóvenes en comunidades afectadas por la delincuencia organizada.

Premio ICIP Constructores de Paz

El Instituto Catalán Internacional para la Paz convoca anualmente, desde el año 2011, el Premio ICIP Constructores de Paz con la finalidad de galardonar y reconocer públicamente a personas, entidades o instituciones que han trabajado y han contribuido de manera destacada y dilatada en el fomento y la construcción de la paz.

El Premio ICIP Constructores de Paz lo concede la Junta de Gobierno del ICIP y consiste en un reconocimiento público, una escultura creada por el Premio Nobel de la Paz, artista y activista Adolfo Pérez Esquivel, llamada Puerta del Sol, y una dotación económica de 4.000 euros.

La entrega del galardón tiene lugar anualmente en una ceremonia institucional en el Parlament de Catalunya.

Anteriores galardonados

El Premio ICIP Constructores de Paz ha llegado este año a su octava edición. La primera edición del premio, correspondiente al año 2011, reconoció la lucha de objetores e insumisos, simbolizados Pepe Beunza, primer objetor de conciencia al servicio militar obligatorio por razones ideológicas del Estado español.

El año 2012, el Premio ICIP fue concedido a cinco Madres de Soacha por su trabajo en favor de la paz y los derechos humanos en Colombia. Con este premio, el ICIP quiso reconocer el coraje y la perseverancia del grupo de madres colombianas en la búsqueda de verdad, justicia y reparación por la muerte de sus hijos en manos de las fuerzas de seguridad del Estado y por otros casos de ejecuciones extrajudiciales conocidos como falsos positivos.

El año 2013, el ICIP galardonó al exgeneral nacido en Belgrado Jovan Divjak, por su coraje en la defensa de Sarajevo durante la Guerra de los Balcanes y su trabajo en favor de las víctimas del conflicto.

El año 2014, el Premio ICIP Constructores de Paz recayó en la Women's International League for Peace and Freedom (Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad, WILPF), por su trayectoria centenaria en el trabajo de mujeres para la paz y el desarme.

Un año más tarde, el 2015, el reconocimiento fue para el padre capuchino Joan Botam, impulsor de numerosas iniciativas vinculadas a la paz y al ecumenismo y un claro defensor de la religión como fuente de paz y diálogo.

Finalmente, el año 2016, el Premio ICIP Constructores de Paz recayó en la organización no gubernamental Brigadas Internacionales de Paz (PBI) por su tarea de protección de los defensores de los derechos humanos que trabajan en áreas de represión y conflicto.

Anteriormente, en octubre del 2011, el ICIP concedió una edición extraordinaria del galardón al Parlament de Catalunya al representar la continuidad y el legado de las instituciones “Pau i Treva” y el “Consolat del Mar”.